martes, diciembre 05, 2006

EXPERIENCIAS DIDÁCTICAS EN ADVIENTO

Ya estamos en Adviento, ya se acercan las deseadas fiestas de Navidad. Pero todavía nos queda unas semanas para realizar diversas actividades.
.
Como ya sabéis, vamos a representar con los alumnos de 2 ESO una comedia griega, pero ambientada en la época en que nacerá Jesús: Teseo el del Trapo (guión); también prepararemos talleres de casas romanas (para el belén navideño), cantaremos algún villancico...
.
De todos estos proyectos didácticos en el aula hablaremos estas semanas venideras, pero empezaré con el villancico que de modo interdisciplinar vamos a cantar en francés y latín. Sí. Os adjunto la letra y la partitura musical para ir ensayándola este gran puente. Qué, os animáis ya?? Canámus hunc notíssimum Christi natalícium cantum?
.

O ÁBIES!
.
Oh ábies, o ábies!
In alto regnas monte.

Non desunt tibi fólia
Hieme frigidíssima.
O ábies, o ábies!
in alto regnas monte.
.
O ábies, o ábies!
Natálem núntias diem.
Est máxima laetítia
Cum luces, arbor spléndida.
O ábies, o ábies!
Natálem núntias diem.





Glossárium ábies, abíetis, fm: abeto; hiems, híemis, fm: invierno; natális dies: Navidad; nuntio 1tr: anunciar; lúceo, 2int: resplandecer.

Scisne ut...?
En los conventos, durante la lectura de las Sagradas Escrituras al referirse a San José, decían siempre: "Jesus Christi Pater Putativus", que significa padre putativo (adoptivo) de Jesucristo. Con el tiempo, usaron la abreviación JHPP y después PP. De esta abreviación, dicen, salió el hipocorístico "Pepe".

Hipocorístico (<>

En el Nuevo Testamento, en el libro de San Mateo, dice que: "es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja a que un rico entre al reino de los cielos". El problema es que San Jerónimo, el traductor, interpretó la palabra griega como "camello" (kámelos), cuando en realidad aparece "kámilos", que es aquella soga gruesa o maroma con la que se amarran los barcos a los muelles.
En definitiva el sentido de la frase es el mismo, pero ¿cuál es más coherente?
.
Felix fáustus fortunatúsque sit Christi Nátalis dies!
Fáustus fortunastúsque sit ínsequens annus!
.
Feliciter!!!!!!
.
PD. Trabajaremos también más cosas sobre la Navidad; en este caso utilizaremos los ejercicios que nos presenta Fernando Lillo y que son muy interesantes: aquí o aquí.

2 comentarios:

iaenus dijo...

Lo de Pepe, yo lo tengo entendido de la época en que los tercios españoles en Italia (El Gran Capitan y co.). De Giuseppe.

Flauta de Pan dijo...

Salve!
Te respondo a tu comentario. Gracias por tu interés.

Hay distintas versiones. Seguramente, la tuya es la más lógica y certera. Pero por eso del latín… me interesaba dar más fuerza a la que presento. Aunque hay que la defiende, es difícil pensar que en época antigua, en que casi nadie sabía leer, las abreviaturas, nombres de letras… darán paso de “Pater Putativus” > “PP” > Pepe.
Es más lógica la hipótesis hipocorística (< del griego hypokoristikós: acariciador, acariciente), es decir, cuando un vocablo, usado con intención afectuosa en la lengua familiar, ha sido sometido a cierta deformación (apócopes o aféresis). El origen de "Pepe", como casi todos los hipocorísticos, nacería en el ambiente familiar y es fácil de entender cuando sabemos que, en la antigua España, el nombre era "Josepe", como se ve en el siguiente texto del año 1400: "...E pasaron omnes mercadores; e corrieron, e alçaron a Josepe del pozo, e vendieron a Josepe a los Moros por veynte pesos de plata". No es difícil imaginar a un niño pequeño llamado Josepe, que al querer decir su nombre pronunciara "Pepe". Los padres, a manera de solidaridad, y de cariño, le seguirían llamando así, pero…

Cura ut valeas!