domingo, noviembre 12, 2006

IV JORNADA CULTURA CLÁSICA DE SAGUNTO

Todo la jornada en sí ha estado fabulosa. Yo quiero, no obstante, resaltar dos momentos que he vivido en primera persona:
.
La conferencia de Mercedes Madrid: El jardín de Flora. Estuvo fabulosa. No la conozco personalmente, pero al oirla hablar estaba tan cerca de lo que quería decir... Me sorprendió muy gratamente. Eso es dar clase de una manera didáctica y divertida; con una metodológica correcta, participativa, real... ¡qué suerte sus alumnos, qué suerte nosotros (sus alumnos también)! Gracias.
Y qué decir del taller del Camp d'Aprenentatge de Tarragona en el que participé: La medicina a l'època romana. Un éxito. Aunque visité el año pasado sus instalaciones y me quedé asombrado de la gran cantidad de materiales didácticos (recuerdo que se los iba pidiendo todos a Juanvi y tuvo mucha paciencia conmigo) y por la calidad educativa y humana de los profesionales que nos enseñaban, no dejan de sorprenderme todavía. Cada año mejor. Olé, olé, olé!!!. ¡qué bien, qué gozada!.
.
Mi gran pena, aunque ya estoy puesto a la última de lo que acontenció, fue no poder asistir a la conferencia de Fernando Lillo Redonet, ni a la de mi querida Ana Ovando, la gran responsable de que esté escribiendo aquí. Sí, gracias a ella, a su apoyo, a su ánimo... me he abierto a un mundo que ahora me fastina más que nunca: las nuevas tecnologías aplicadas a la docencia. Gracias, Ana.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Mira que eres zalamero ... Lo que escribes, sale de tus pensamientos, así que no me eches la culpa de nada :-)
Siento que no pudieras quedarte, porque la comida de fraternidad fue muy interesante. La jornada de la tarde fue también bonita, con la maravillosa conferencia de Fernando y el espectáculo final (en el que, por cierto, también sales tú).

Iaenus dijo...

Tio al final con la cantidad de gente que había no nos llegamos a conocer. Bueno lo dejamos para la próxima.
Atentamente
Iaenus

Flauta de Pan dijo...

OK. La próxima será.

Un saludo

Anónimo dijo...

hooolaaaa

Flauta de Pan dijo...

¿de qué Prometeo hablamos?